Anti Flacidez, ¿cómo evitar una piel flácida?

ANTI FLACIDEZ 1

ANTI FLACIDEZ

La flacidez es un problema  que puede afectar a la piel o al músculo de forma que pierden tono y vitalidad. Con el paso del tiempo y la exposición continua a la ley de la gravedad hay ciertas zonas que acusan mas los signos de flaccidez, ya que son zonas de piel más fina, por ello es importante tomar acciones anti flacidez.

La piel pierde su tersura, firmeza y elasticidad, y la grasa que se encuentra por debajo puede aparecer la conocida “piel de naranja”, otro de los mayores problemas que sufren las mujeres de hoy en día

Con los años, los cambios de peso, los embarazos,  comer pocas proteínas, la vida sedentaria, tomar mucho el sol, etc. las fibras de colágeno y elastina van perdiendo su función de tensado y la piel va cayendo de manera inevitable. Cuando aparece la flaccidez es importante determinar si ésta es de causa cutánea, muscular o mixta, ya que el tratamiento es diferente en cada caso.

Tras un estudio clínico y personalizado, en Dermoclínic valoramos si es muscular o cutánea.

Mediante mesoterapia y con el empleo de Silicio orgánico que permite potenciar la formación de fibras de colágeno, disminuimos la flacidez en muy pocas sesiones.

Con nuestros tratamientos se logra eliminar la flacidez de la piel logrando ganar una mayor tersura y elasticidad aportando al sujeto un aspecto mucho más saludable y joven…¿quién no quiere sentirse así?

En cualquier caso, estamos en modo anti flacidez, así que aportamos algunos consejos con los cuales conseguir la piel que deseas:

Actividad Física.  Es una forma de conseguir que tus músculos sean más grandes y firmes, por lo tanto; tu piel estará más tersa. Puedes elegir ejercicios de aislamiento con otros cardiovasculares.

También puedes combatir la flacidez del rostro y el cuello con ejercicios dedicados.

Correcta alimentación. Evitar en lo posible las grasas e hidratos de carbono es la clave del éxito. El cuerpo sintetiza toda la energía ‘sobrante’ en grasa, por lo que toda sobrealimentación irá a engrosar tus ‘michelines’… Pescado, pollo, pavo, huevos, frutas, hortalizas (no patatas) y vegetales a tu dieta y nota el cambio.

Beber agua!. Tiene la capacidad de depurar nuestro cuerpo y tenerlo hidratado. Tu cuerpo lo agradecerá.

Pero no sólo hay que hidratar a tu cuerpo por dentro. La ducha puede ser un momento muy importante. Enla ducha con el agua un poquito más fría e intenta acabar con agua fría para favorecer la circulación y tonificar la piel.

Cremas, lociones, geles / tónicos reafirmantes . Por si solos, no sirven de nada, pero usados después del ejercicio y tras la ducha o antes de dormir, notarás mejor sus efectos. Pero recuerda que no hacen milagros.

Masajes. Otra ayuda ‘extra’ que además nos viene muy bien para desconectar de la rutina diaria. Asegúrate de que tu fisioterapeuta esté colegiado (nosotros lo estamos) y que cuente con todos los permisos. Como con las cremas y geles, es otra ayuda extra; pero si lo demás no sirve de mucho.