Blog

Síndrome Piramidal

Síndrome Piramidal

¿QUÉ ES EL SÍNDROME PIRAMIDAL?

Es un trastorno común causado por la compresión del nervio ciático por el músculo piriforme (también llamado piramidal). Las manifestaciones son dolor, hormigueo y entumecimiento en las nalgas y a lo largo del camino descendente del nervio ciático.

Se considera que este síndrome es responsable de dos tercios de los casos de lumbociática crónica no discal.

Pero, ¿qué es el músculo piriforme o piramidal?

El músculo piramidal es un músculo plano, de forma piramidal, que se encuentra en la región de la pelvis. Su función es hacer girar la cadera, junto con varios otros músculos. El nervio ciático pasa a través del músculo piriforme, separándolo en dos. Es posible que el trauma, hemorragia o espasmo del músculo piramidal de la pelvis pueda llevar al síndrome piriforme.

El síndrome piramidal consta de todos los síntomas que son causados por daño parcial o completo de la vía piramidal y es causado por:
• Espasticidad (músculos tensos y rígidos).
• Debilidad progresiva de los músculos.
• Perdida de la masa muscular.
• Aumento de los reflejos de los tendones.
• Aumento de los reflejo Babinski.

El dolor puede ser crónico y empeora cuando se presiona firmemente el piriforme contra el nervio ciático como tras la sedestación prolongada debido a la rotación interna, flexión y adducción de la cadera o cuando exploramos al paciente presionando el músculo. Además los pacientes presentan dificultad para andar o al cruzar la pierna homolateral por encima de la otra. Esta pseudociática del piramidal es menos molesta y dolorosa que una verdadera ciática cuyo origen puede estar en una hernia discal a nivel lumbar y con la que habría que hacer el diagnóstico diferencial del síndrome del piramidal.

Tratamiento:

A menudo los médicos pueden recetar ciertos medicamentos antiinflamatorios pero realmente la fisioterapia, el masaje profundo y sus técnicas específicas que sólo un fisioterapeuta especializado y con experiencia puede aportarte, son un muy buena y sana solución a este síndrome tan común entre los deportistas.

Por otro lado, la medicina osteopática se encargará de hacer los ajustes necesarios de las articulaciones de los pies, rodilla, cadera, sacro y columna lumbar, con el fin de restaurar la biomecánica correcta de todo el sistema musculoesquelético. Si no sabes a quién acudir, en davidmarcos fisioterapia y osteopatía sabemos hacer las dos cosas.

Entonces, ¿qué hacer cuando el dolor empieza?. Como estoy seguro de que estarán de acuerdo, el hielo viene a la mente en primer lugar. Y no es una sorpresa, el hielo ayudará en el proceso desinflamatorio (si está presente) y ayudara a relajar el músculo. No es una mala idea ponerse en una posición cómoda y colocar el hielo en la zona dolorida.

También puede incorporar un suave masaje, el masaje nunca daña a nadie y es especialmente eficaz con todos los problemas de dolor de espalda, incluyendo el síndrome piriforme. Pero si no te gusta frío, puedes encontrar que el calor es más adecuado. Si este es el caso, puedes improvisar y encontrar la mejor solución, a veces una sencilla toalla caliente puede ayudarte. Si eres atleta o runner, o juegas a padel entre otros deportes, entonces sabes de la importancia de los estiramientos, y si no pronto te enteraras.

El estiramiento y el movimiento en general es, según las últimas investigaciones, la “cosa” más saludable que podemos hacer por nuestro cuerpo.

IMPORTANTE! En davidmarcos siempre recomendamos el movimiento. El movimiento insuficiente debilita los vasos sanguíneos y del corazón y reduce la productividad hormonal. El movimiento es el más eficaz estimulante para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. El movimiento fortalecerá tus músculos y te ayudara en tu lucha contra el síndrome piramidal.

Pero no te olvides de hacer estiramientos, al levantarte, al acostarte, antes y después de cualquier actividad física, eso te hará bien. Te aconsejamos hacer diversos movimiento para estar bien, pero no cualquier movimiento.

Se recomienda que consultes a tu fisioterapeuta y desarrollar un conjunto o plan de ejercicios y patrones de movimiento. Deben ser controlados, ya que cuando esta condición se diagnostica es delicado, y hay que tener cuidado y no arriesgarse a empeorar la condición. Así que siempre debes escuchar a tu fisio, y prestar atención a lo que él/ella te digan. En cuanto a los medicamentos, no hay medicamento específico que hará que el síndrome piramidal desaparezca.

Deja tu salud en buenas manos!

más info en www.clinicadavidmarcos.com
Estació 2 VILLALONGA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *